Razones para actualizar ERP para empresas

5 razones por las que deberías actualizar tu ERP

Actualizar el ERP de una empresa es una labor tan necesaria como imprescindible. Al existir tantas razones que lo justifican, se han seleccionado las cinco más importantes.

El ahorro

Es bastante habitual esperar hasta que se lanza al mercado una nueva versión. Su adquisición es un gasto que puede aliviarse con actualizaciones periódicas. De hecho, la migración de una versión antigua a la más moderna puede conllevar la pérdida de datos. Es decir, actualizar continuamente provoca que la adaptación a la nueva versión sea más fluida y económica.

No tener que programar nuevas funcionalidades

Tras cada actualización es posible disfrutar de diversas mejoras. Las más visibles van acompañadas de otras a nivel interno que aumentan la velocidad del programa. Además, pueden favorecer la compatibilidad con otras plataformas.

No actualizar el ERP significa que hay que perder el tiempo programando aplicaciones. Esto provoca un coste añadido para diseñar algo que puede estar incluido en la actualización correspondiente.

Actualizar la adaptación a las nuevas leyes y normativas

Lo habitual es que los programadores de una ERP incluyan en las actualizaciones correspondientes las novedades legales. Esto evita tener que añadirlo posteriormente y sanciones que podrían ser inasumibles.

Seguir apostando por la competitividad

Las actualizaciones son cada vez más fáciles de programar. Es posible ahorrarse hasta un 50 % en la migración. Es decir, la empresa que elija las actualizaciones periódicas seguirá ahorrando en el futuro.

Disponer del presupuesto para otro tipo de cuestiones es una alternativa perfecta. Jugar con las mismas cartas que los rivales que comparten nicho de mercado también.

Aumentar los recursos disponibles

Hace ya años que actualizar un ERP ha dejado de ser un problema. Hoy en día, cada una de ellas aumenta la usabilidad del programa aportando nuevos recursos.

Trabajar con un software sin actualizar es perder el tiempo

Además, los encargados del mantenimiento del ERP se van formando en las nuevas versiones y no tanto en las más anticuadas. Encontrar a un técnico con la capacidad necesaria para afrontar la renovación de una versión no actualizada es cada vez más complicado. El coste es superior y las consecuencias para la empresa pueden ser muy negativas.

Un futuro más prometedor

Esta es la consecuencia directa de actualizar el ERP en empresas. No parece demasiado lógico tener que invertir en reparar un programa inservible. Por ello, nada mejor que programar las actualizaciones periódicas y seguir avanzando.

Las cinco razones anteriores son solo un ejemplo de otras relacionadas con aspectos diversos. La seguridad, la usabilidad, la mejora del mantenimiento y el saber cómo se comportan los clientes son algunas de ellas. Dedúzcase de lo expuesto cuál es la mejor alternativa para que cualquier empresa siga siendo tan competitiva como fiable.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.