Power Apps

“Crea aplicaciones sin saber programar"

Las Power Apps de Microsoft son unas herramientas muy interesantes para las empresas. Se busca en todo momento una mejora en la optimización de los procesos, eliminando acciones repetitivas.

Las Power Apps de Microsoft son una herramienta muy sencilla para crear aplicaciones. La clave para comprenderlo es que se trata de una opción que ofrece Microsoft a sus clientes para que estos puedan crear aplicaciones low-code.

El low-code hace referencia a que la programación es muy sencilla, pues en su mayoría ya viene dada por Microsoft. Así pues, tanto técnicos de la empresa como personas con bajos conocimientos en programación pueden diseñar aplicaciones para móvil o tablet. La idea es que únicamente tengan que programar el 20 % de las mismas, pues el resto ya está predeterminado por las plantillas.

Por otro lado, hay que dejar claro también que la parte que es necesario programar se hace a través de una interfaz muy sencilla y simple.

CONTACTA CON NOSOTROS

Estaremos encantados de ayudarte y ofrecerte las mejores soluciones para tu negocio, adaptándonos a tus necesidades. Puedes ponerte en contacto con nosotros vía mail o teléfono.

¡Muchas gracias y hasta pronto!

Síguenos en nuestras redes para estar siempre informad@ de lo que hacemos:

    Acepto recibir información comercial, incluso por correo electrónico.
    He leído y acepto la Política de Privacidad.

    ¿Cuáles son las utilidades de las Power Apps de Microsoft?

    Está claro que la revolución tecnológica es de gran ayuda, tanto a nivel particular como en el caso de las empresas. No obstante, de estas depende el sacar el máximo partido a la tecnología, y una forma de hacerlo es diseñando apps específicas para sus necesidades. Por ello, esta es la utilidad principal que tiene esta herramienta de Microsoft. Ahora bien, ¿en qué casos pueden utilizarse las aplicaciones?

    Uno de los más comunes puede ser el de entrega de documentos. En lugar de desplazarse hasta la oficina para recoger un formulario que rellenar, el empleado puede descargarlo a través de la app o directamente rellenarlo en ella. Así, se optimizan los desplazamientos, se ahorra papel y se agiliza enormemente la comunicación entre empresa y empleados. Es el caso de las solicitudes y permisos de los empleados, o la entrega de partes de baja, entre otros.

    Del mismo modo, la app puede servir para que la empresa envíe anuncios instantáneos o comunicaciones. En lugar de colgarlos en un tablón de anuncios, que se ve con menor frecuencia, con una app se podrían enviar mensajes relativos a los turnos, a algunos procedimientos o simplemente para motivar a los empleados.

    Además, en el caso de trabajos donde tengan que hacerse cálculos, la app podría servir también para facilitar los mismos y así evitar la pérdida del tiempo en tareas que pueden conducir a error. En resumen, se trata de una forma de optimizar el tiempo y disminuir los procesos repetitivos con poco valor para empresa y empleados. Asimismo, cabe destacar que las aplicaciones pueden coordinarse con aplicaciones en la nube que sirven para el almacenamiento de datos, como Dropbox o Google Drive. Esto es muy interesante para dar un paso más hacia la eliminación del papel en las oficinas. 

    En definitiva, las Power Apps de Microsoft son ideales para conseguir mejorar algunas acciones monótonas en las empresas, ahorrando tiempo a trabajadores y gestores. Esto permite invertir ese tiempo en labores de productividad y mejoría que lleven al crecimiento laboral y económico en las compañías. 

    Power Apps como plataforma low-code

    Las plataformas low-code o de código simple son aquellas que permiten crear aplicaciones de una forma sencilla e intuitiva. La clave en esta simplificación de las tareas de programación.

    Es decir, la plataforma te da ya varias opciones de aplicaciones creadas con un objetivo y a partir de ahí solo hay que personalizar y configurar opciones. 

    De hecho, estas plataformas se enfocan tanto a personas sin conocimientos profundos de programación y que quieran desarrollar una app, como para informáticos o técnicos no expertos en programación. Además resultan bastante útiles para las personas que son profesionales expertos en desarrollo de apps pero que quieren invertir menos tiempo en cada una de ellas para así obtener una rentabilidad mayor y ofrecer un servicio más asequible.

    Una de las plataformas más interesantes para llevar a cabo el desarrollo de estas aplicaciones low-code es Microsoft Power Apps. Esta plataforma está pensada para las empresas que quieran tener aplicaciones disponibles para utilizar con sus trabajadores. Las utilidades son numerosas: solicitud de permisos, vacaciones, registro de horas, para avisar sobre incidencias… Además, también puede ser una forma de comunicación de la empresa hacia los trabajadores, enviando mensajes a través de la misma. Todo esto ayudaría tanto a gestores como a empleados para reportar todo de forma rápida y recibir respuesta lo antes posible.

    Pues bien, Power Apps permite crear estas aplicaciones desde una interfaz muy sencilla e intuitiva para el usuario, pues la mayoría de la programación funcional ya está diseñada. Por tanto, el encargado de crear la aplicación únicamente tendrá que decidir qué pestañas quiere que aparezcan, con qué títulos, etc. Además de la creación de las aplicaciones, la aplicación también permite resolver dudas y dar soluciones muy frecuentes, una muestra más de que lo fundamental durante su creación fue la facilidad en el uso.

    Pero no hay que olvidar que al final son plataformas low-code pero no no-code y siempre hará falta un partner tecnológico al lado de la empresa y ahí es donde entramos en juego.